"Mi tienda online no está vendiendo" ¿Fue una mala inversión?

Con la transofrmación digital de muchas pymes, los emprendedores han decidido invertir en montar sus propias tiendas online mediante un sitio web e-commerce. Pero algunos de ellos notan que su inversión no valió la pena y no está generando la ganancia deseada. 

Eso sumado a la impaciecia de querer ver dinero ingresando rápidamente a sus billeteras, es comprensible la desesperación y el estrés que esto produce. Pero antes de alterarnos, vamos ver algunos factores que están generando este problema.

 

  1. Tienes mucha demanda y no das abasto tu solo

Puede sonar algo positivo; estás atrayendo el máximo de tráfico a tu sitio web, pero esto significa muchos clientes a los cuales antender y solucionarles sus dudas. Más aún, si estás solo/a en esto del emprendimiento, es casi normal sentirse sobrepasado. Lo peor que puede pasar es que estas visitas a tu tienda no sean las conversiones finales, es decir, se queden solamente en una visita más sin adquisición de un producto.

¿Qué puedes hacer?

Diseña una sección de preguntas frecuentes o FAQ para resolver las dudas más recurrentes de tus clientes. Puede ser un documento PDF o bien una sección adicional en tu sitio web.

 

  1. Dudas y conflictos sobre tus políticas de devolución: ¿las tienes?

Es obvio que los usuarios se retractarán de realizar una compra en tu sitio web si no conocen las políticas de devolución de tu tienda, dándote una imagen un poco sospechosa o de tienda poco confiable. Ellos quieren adquirir algo que tu ofreces y quieren estar seguros de que responderás en caso de que su pedido sufra algún incidente.

¿Qué puedes hacer?

¡Establecerlas! ¿es obvio, no? Eres el dueño/a de tu tienda y nadie mejor que tú sabe que estipular en este apartado de tu sitio web. Solo considera que sean claras y transparentes; no vendas humo o falsas promesas que no podrás cumplir. Considera los plazos de envío, excepciones, costos adicionales y respuestas ante un incoveniente en el despacho del producto.

 

  1. No hay tráfico en el sitio web

Lo mencionamos al comienzo; el poco tráfico es una mala señal puesto que nos está diciendo que tu sitio web es casi invisible para el resto de los usuarios. Más aún si no consigues una venta entre esos pocos visitantes...el panorama es desolador.

¿Qué puedes hacer?

Publicidad. Necesitarás invertir en una buena estrategia de marketing digital y realizar campañas de pago por redes sociales como Facebook Ads o Google Ads. No olvides la sección del 'blog' puesto que si la sabes utilizar redactando contenido de calidad, tu posicionamiento SEO en Google mejorará ¡y eso se traduce en visibilidad!

 

  1. ¿Tu sitio web es responsivo?

Hoy en día todo el mundo accede a internet desde un smartphone. Por eso, debes fijarte si tu tienda online cumple las especificaciones de visualizaciones básicas en diferentes dispositivos, para poder llegar al máximo de usuarios posibles en el mundo.

¿Qué puedes hacer?

Si te has dado cuenta de algunos errores técnicos en tu sitio web pero no sabes como modificar su estructura, lo mejor es invertir en rehacerlo, asumiendo los costos extras, para modificarlo acorde a lo que necesita tu negocio. A veces comenzar un proyecto desde cero puede dar mejores resultados a futuro.

 

Blog

Entérate de las últimas novedades y tendencias del mundo informático, diseño y emprendimiento

¿Tienes dudas?

Contáctanos

Sólo cuéntanos que quieres lograr, nosotros hacemos el resto.

+56